fbpx

5 FORMAS DE REDUCIR LOS COSTOS AL INICIAR UNA EMPRESA

Reducir costo

• Construir una pequeña empresa es el sueño de muchos emprendedores, quienes ven reflejados en ella sus deseos de realizar una actividad por la que se sienten atraídos. Simultáneamente da la posibilidad de transformar una visión en una fuente de trabajo, permitiendo alcanzar aspiraciones sociales y materiales propias del mundo en que vivimos. Pero no es sólo eso. Las pequeñas empresas son la columna vertebral de la economía y tienen una importancia vital en el futuro desarrollo de los países.

A continuación detallaremos cinco puntos que se deben tener en cuenta para atacar una problemática concurrente de las pequeñas empresas, la reducción de costos. Tener costos acordes a la actividad y al rendimiento de la empresa, permitirá avanzar de forma sustentable en el desarrollo de la misma.

1. Priorizar mediante la planificación
Probablemente nos resulte increíblemente fácil hacer una lista interminable de costos de inicio. El truco es definir lo necesario para operar de manera efectiva y minimizar los costos adicionales. Para ello, es necesario desarrollar un correcto plan de negocios.

Crear una lista de todos los elementos que la empresa necesita para comenzar a operar, incluídos elementos como equipos informáticos, suministros de oficina, muebles y salarios nos ayudará a construir la sección financiera del plan y nos obligará a estimar costos de inicio realistas.

Al final, debemos contar con un presupuesto que represente todos los elementos necesarios, un estado de flujo de efectivo, que en este punto es un pronóstico, con el fin de realizar un seguimiento de la salud financiera del negocio, y un estado de resultados, para comprender nuestros ingresos y gastos. Tener todo esto planificado con anticipación garantizará un negocio sostenible.

2. Seguimiento integral
El propietario de una empresa debe realizar un seguimiento de cada gasto, desde la compra de equipo, mobiliario y suministros hasta publicidad y otros gastos de marketing, pasando por los servicios prestados por abogados y consultores de diseño. Es importante tener en cuenta cualquier gasto relacionado con el negocio, por pequeño que sea.

Mantener registros nos permite realizar un seguimiento de los gastos innecesarios y eliminarlos. Estos registros también actúan como evidencia en caso de una disputa legal. Si guardamos todos los recibos como registros en nuestra computadora, o utilizamos un servicio de contabilidad, será mucho más sencillo calcular nuestras deducciones a la hora de declarar impuestos.
La posibilidad de almacenar esta información en la nube ha hecho que este aspecto del negocio sea mucho más fácil que antes.Por ejemplo, podemos ahorrar considerablemente suscribiéndonos a alguna aplicación de pedidos y administración de inventario en línea e integrarla con nuestro software de contabilidad. Ello permite realizar un seguimiento de gastos comerciales y de la nómina, así como los pedidos y el envío, todo desde un solo paquete de software.

De hecho, ya existen aplicaciones comerciales web que integran nuestras operaciones comerciales, desde el marketing hasta la gestión de proyectos, en una sola plataforma y de forma muy sencilla.

3. Contratar de forma inteligente
Planificar los costos de personal es una forma vital de reducir nuestros gastos iniciales. Al principio simplemente no podemos contratar a todos. Si lo hacemos, rápidamente nos encontraremos quemando efectivo y subutilizando al personal. Si no estamos seguro de cuántos empleados necesitaremos para comenzar, es posible que tomemos la opción de subcontratar áreas específicas del negocio, a la espera de tener un volumen suficiente de ingresos y trabajo que amerite una contratación específica.

Como iniciar una empresa 1

Reducir los costos, Reducir los costos, Reducir los costos, Reducir los costos, reducir los costos, Reducir los costos, reducir los costos

4. Deducciones iniciales
Al definir nuestros gastos, tengamos en cuenta que, como propietarios de una pequeña empresa, es probable que podamos amortizar una cantidad significativa de nuestros costos iniciales y de los gastos organizativos. Si declaramos impuestos por nuestra cuenta, debemos asegurarnos de comprender todas las deducciones disponibles. La depreciación del equipo, los gastos de la oficina en casa, los salarios y los beneficios, así como los impuestos, son solo algunas de las posibles deducciones que podemos aprovechar. Tiene sentido contratar a un contador para asegurarnos de que estamos utilizando todas las deducciones posibles.

5. Compras a granel
Si bien es importante mantener bajos los costos de inicio, puede haber momentos en los que comprar por adelantado sea la mejor opción. Los suministros de oficina, las licencias de software, los materiales de los productos e incluso los acuerdos de servicio pueden acumularse fácilmente con el tiempo. Y aunque debemos tener cuidado y no comprar una cantidad excesiva, podemos encontrar que una compra más grande tiene más sentido, especialmente, si se proporciona un descuento.
Tomarse el tiempo para comparar precios, probar productos y planificar los casos de uso de los artículos que utilizaremos para el funcionamiento diario de la empresa es muy importante. Incluso podríamos encontrarnos construyendo relaciones sólidas con proveedores que también puedan conducir a descuentos iniciales. Es escencial no apresurarnos a realizar una compra mínima de inmediato mientras no estemos seguros de que una compra más grande no pueda ahorrarnos algo de dinero.

.

1

Lezac Consulting, acompaña tus proyectos.

consultoria de empresas consultorías consultoria empresas consultoras consultorias empresariales gestión consultores consultora de marketing consultoras de marketing consultoria pyme consultoría pyme servicios de consultoria consultoria marketing consultoria en marketing consultoria
© 2019 All Rights Reserved